Archivos de la categoría Mitos

Mitos de los corceles del hipódromo

Mitos de los corceles del hipódromo

No tenía idea de lo divertido que era acudir al hipódromo a presenciar las carreras. Siempre pensé que los únicos que iban esos lugares eran las personas que se dedican a apostar. No obstante, mi tío me dijo que te la puedes pasar muy bien ahí, viendo la forma en la que los jockeys se abren camino, con el objetivo de llegar lo más rápido posible a la meta.

Cuando iba a empezar la cuarta carrera, estaba un poco aburrido por lo que decidí dar un paseo. Sin querer me topé con las caballerizas. Al acercarme, noté como los cuidadores les daban alimento a los corceles.

– Ellos tienen vida de rey ¿verdad? Dije.

– Desde luego. Aquí hay sólo caballos pura sangre. Es decir, todos ellos son descendientes de campeones. Por esa razón, se les debe dar lo mejor. Me respondió un vigilante.

– Yo pensé que todos esos cuidados únicamente eran mitos inventados por la gente, más ahora me doy cuenta de que es una realidad. Comenté.

– ¿Quieres oír un mito real?

– ¿Ves aquella puerta que está allá? Detrás de ella hay un corcel con las pupilas de fuego. Se dice que sólo la gente pura de corazón puede mirarlo a los ojos.

Sin que me dijera si me podía acercar a la puerta, me dirigí hacia ella. Busqué por todos lados, pero el establo estaba completamente vacío. Sin embargo, en el momento en el que me giré en dirección a la salida oí un relinchido tan fuerte que me dejó aturdido.

Era un caballo de ébano, con la crin perfectamente arreglada. De su nariz salía un poco de humo de color gris. El animal me miró y pude observar que al centro de sus pupilas se dibujaba una llama de color naranja, como las que debe de haber en el infierno.

Grite: ¡Auxilio!, Pero el cuidador que había estado platicando conmigo ya no estaba.

Fuente https://leyendadeterror.com/mitos/